Subir a Inicio
Copyright © Torrex Sistemas de Seguridad, S.L.U. 2014 | Contacto | Aviso legal | Política de privacidad
SÍGUENOS EN
TWITTER FEED
MAPA WEB
Referencias
Enlaces
SERVICIOS
El 1 de septiembre de 1923, a las 11.58 h, un fuerte terremo-to de magnitud  7,9 alcanzó la zona de Kanto, en Japón. Fue tan violento que pasó a la historia  como el "Gran terremoto de Kanto': Además del derrumbamiento de numerosos  edificios debido a los temblores telúricos, gravísimas destrucciones se debieron  al hecho de que el desastre aconteció en un momento en el que había muchos  fuegos encendidos para la comida. Numerosas viviendas quedaron destruidas en  la explosión de un mar de llamas. Los daños en Tokio culminaron en un colosal  incendio que destruyó 80.000 casas en una zona de 38,3 km2 y provocó más de  60.000 muertos. Muchos camiones de bomberos, naturalmente, quedaron  destruidos con las llamas. La Oficina para la Defensa Antiincendio de la policía  urbana de Tokio (el actual Departamento de Bomberos), como consecuencia de  esta emergencia, tomó la decisión de importar nuevos modelos de coches de  bomberos para el año siguiente, 1924, a fin de afrontar las llamas en caso de un  nuevo desastre con más posibilidades de éxito. Los nuevos vehículos consistían  en seis modelos, incluido el Ahrens Fox Model A importado de Estados Unidos.  Se utilizaron ininterrumpidamente durante veinte años y el modelo A, en  concreto, permaneció en servicio durante 22 años entre 1924 y 1946, y  garantizaba a Tokio la protección contra los incendios. El coche de bomberos  presenta una decoración característica en la parte frontal del chasis sobre las  ruedas delanteras. Visto de cerca, es posible observar que los neumáticos de-  lanteros son distintos de los traseros. Los primeros son de goma maciza, a  diferencia de los otros. Esto se debe a que los neumáticos con cámara de aire no habrían podido soportar el peso de la bomba montada directamente sobre las  ruedas delanteras. Los vehículos antiincendio de aquella época eran distintos de  los actuales en varios aspectos. Por ejemplo, no había puertas, que se  eliminaban para poder cargar el vehículo y salir con más rapidez. Otra diferencia  es el hecho de que no estaba el parabrisas delante del conductor, ya que  también se eliminaban por el peligro de ruptura en caso de salirse de la  carretera. Se trata de un caso típico japonés de la época, en un período en el  que aún no estaban muy familiarizados con el uso de automóviles.  
Características técnicas   Modelo: Ahrens Fox Model A Pumper Chasis: modelo exclusivo   Potencia: 85 CV   Velocidad máxima: 72 km/h   Tipo de bomba: a pistones Descarga de la bomba: 2.840 litros/minuto, comparable a una bomba de clase A-1 de hoy en día
Ahrens Fox Pumper Model A - 1924
  El Museo de los Bomberos y Ahrens Fox   El 3 de noviembre de 1992, se inauguró en Shin-juku-ku, en Tokio, el  Museo del Departamento de Bomberos de Tokio con el objetivo de  difundir el conocimiento de los incendios y favorecer su prevención.  Además de los materiales históricos sobre los incendios y su  prevención desde el período Edo hasta hoy, se pueden ver en el primer  piso seis vehículos antiincendio clásicos en servicio entre las décadas  de 1910 y 1930, entre los cuales destaca prominentemente el Ahrens  Fox Model A Pumper. Tras haber cambiado el nombre, Ahrens Fox se  conoce hoy como Fire Products. Es una de las pocas empresas  americanas especializadas en la producción y la venta de vehículos y  equipos antiincendio que produce todos los componentes, incluido el  motor y el chasis.
INICIO TORREX SERVICIOS CALIDAD ZONA TORREX CLIENTES NORMATIVA ENLACES CONTACTO INTRANET
Vehículos de Extinción