Subir a Inicio
Copyright © Torrex Sistemas de Seguridad, S.L.U. 2014 | Contacto | Aviso legal | Política de privacidad
SÍGUENOS EN
TWITTER FEED
MAPA WEB
Referencias
Enlaces
SERVICIOS
Émile Delahaye, que construía automóviles desde 1894, a principios del siglo XX  se lanzó a la fabricación de coches para los bomberos, aprovechando la llegada  de los motores de gasolina. Desde 1906, Delahaye creó el chasis para una  autobomba, la Delahaye-Farcot tipo 39P, que adquirieron los bomberos de Lyon,  ciudad en la cual este vehículo se utilizó hasta 1937. Mientras se experimentaba  con los primeros vehículos de primeros auxilios, sobre todo en París, Delahaye  lanzó en 1912 un vehículo de pequeñas dimensiones que podía transportar  hombres, materiales y una reserva de agua variable entre 200 y 400 1: el  modelo 43 PS. Poco después de la Primera Guerra Mundial, para ser exactos en  1922, se realizó un nuevo modelo: el 84 PS. Se trataba de una autobomba con  carrocería de "torpedo" que presentaba nota-bles mejoras técnicas respecto a  los vehículos anteriores, sobre todo en términos de potencia y fiabilidad del  motor. También el proyecto, basado en el esquema del modelo de 1912,  presentaba notables mejoras con una nueva disposición de la carrocería. La  bomba de Farcot, en cambio, permaneció igual, con el mismo caudal de más de  1.300 1/min (equivalente a cerca de 80 m3 por hora) a una presión de 6 kg. La  reserva del depósito de agua, equivalente a 600 Lt, permitía atacar  inmediatamente el incendio mientras que el conductor, según la teoría operativa  de los primeros auxilios, alimentaba su vehículo. La diferencia reside en la  ergonomía del vehículo, ya que todo en este coche parecía pensado  expresamente para facilitar el trabajo del equipo operativo. El conductor, por  ejemplo, podía alimentar la manguera sin dejar su puesto de conductor. El  equipo de socorro que incluía el vehículo contribuyó a desarrollar la noción de  "primeros auxilios': El PS modelo 1922 garantizaba para aquella época una  salida rápida, un ataque inmediato de las llamas en la fase inicial de la  intervención y, en las sucesivas, la extinción de la mayor parte de los incendios  sin tener que solicitar refuerzos. A este vehículo, que se utilizó durante mucho  tiempo, lo siguieron el modelo 112 PS y el 92 PS, que llegaron al merca-do  francés en 1924.
Características técnicas   Tipo de vehículo: primera salida   País de origen: Francia   Marca: Delahaye   Ciudad: Barcelona   Año: 1922 Modelo: 84 PS N° de fabricación: 17947   Fecha de la primera matriculación: 1 de enero de  1922 Personal a bordo: 6 hombres Ejes: acero forjado Bomba: centrífuga, caudal de 80 m3 /h, presión de 6 kg   Puente: transmisión de cadena   Depósito de agua: 400 Lt Frenos: de cable   Volante: con tornillos sin fin   Ruedas: con radios y llanta   Accesorios: faros de acetileno   Motor: motor monobloque de 4 cilindros de gasolina,  Tipo 84, calibre 85 mm, carrera 130 mm, cilindrada de  2.940 ce   Potencia calculada: 40 CV a 2.000 revoluciones/min  Cambio: 4 marchas delanteras y la marcha atrás  Equipamiento: • un pronto socorro • 200 m de  mangaje de 70 mm • bomba centrífuga monocelular  Farcot, caudal de 80 m3/h con cebador de pistón  
Delahaye 84 PS - 1922
  La historia de la Genoveva   El ejemplar presentado en esta ficha data de 1922 y se matriculó por  primera vez el 1 de enero en Barcelona. Al cabo de dos años, el  prestigioso Cuerpo de bomberos catalanes adquirió de la fábrica  parisiense tres ejemplares del modelo 84 PS. Las nuevas adquisiciones  reforzaron un parque automovilístico muy nutrido y compuesto de  camiones Durkopp y vehículos Hispano-Suiza en servicio desde 191 O.  En 1929, el cuerpo adquirió algunas autobombas de Magirus, dota-das  de autoescalera de 26m. Todos estos vehículos desaparecieron uno tras otro y sólo uno de los tres 84 PS de 1922 logró resistir los embates del  tiempo, olvidado en el fondo de un parque. Gracias a la perspicacia de  un puñado de bomberos nostálgicos, este vehículo, bautizado como  Genoveva, encontró su esplendor de antaño. Hoy, tras la magnífica  restauración de los técnicos del Cuerpo de bomberos, se encuentra en  perfectas condiciones de funcionamiento y lo conduce exclusivamente  el sargento Josep Marti Pijoan, que lo exhibe ante el público en los  desfiles oficiales.
INICIO TORREX SERVICIOS CALIDAD ZONA TORREX CLIENTES NORMATIVA ENLACES CONTACTO INTRANET
Vehículos de Extinción