Subir a Inicio
Copyright © Torrex Sistemas de Seguridad, S.L.U. 2014 | Contacto | Aviso legal | Política de privacidad
SÍGUENOS EN
TWITTER FEED
MAPA WEB
Referencias
Enlaces
SERVICIOS
INICIO TORREX SERVICIOS CALIDAD ZONA TORREX CLIENTES NORMATIVA ENLACES CONTACTO INTRANET
Vehículos de Extinción
Empujado por el deseo de ofrecer al personal protección  adecuada contra la intemperie, el comandante del regimiento  de los bomberos de París decidió abandonar la  carrocería estilo "torpedo" utilizada hasta entonces para  los vehículos de primeros auxilios. Así, entró en escena  una nueva generación de vehículos.  El PS Citroen 350 se entregó a los parques parisienses a  partir de 1967. Su llegada causó una verdadera conmoción  para los bomberos, cuyas ideas acerca de cómo debía ser un vehículo de primeros auxilios no se reflejaban  en absoluto en el nuevo modelo. La línea parecía la de un  camión normal y no se asemejaba en nada a sus predecesores.  Cuando entró el primer ejemplar en el parque de la5' compañía en Champerret, todo  un universo se vino  abajo. Una autobomba-cisterna para el campo  La llegada al mercado de este nuevo vehículo, con carrocería de Guinard-lncendie de Saint-Ciaud (Seine-et-Oise), una relación calidad-precio muy interesante, permitió a  numerosos municipios pequeños dotarse por primera  vez de una autobomba-cisterna. El vehículo, que respondía a la normativa francesa de la época (en particular a laNFS 61512), solía reforzar al  vehículo antiincendio estándar de los parques periféricos o a la motobomba de 30 o  60 m3, el primer vehículo antiincendio de los equipos. De  este modo, la empresa parisiense se instaló con otra sociedad, Maheu-Labrosse, en el mercado de vehículos de bomberos.  El PS 350 G 66, que adoptó el ministerio con el  no 1 12, estaba equipado con el motor y con numerosos accesorios del conocido Citroen OS. Su manejabilidad, debida  al paso relativamente corto, le convirtió en poco tiempo en un vehículo que apreciaban mucho los que lo  utilizaban 
PS Guinard-Incendie 350G66 - 1967
El equipo estándar  La cabina, espaciosa, permitía acoger a seis hombres. En la  parte posterior se encontraba un grupo de dos o tres maleteros, colocados a ambos lados del depósito de agua (cuya capacidad oscilaba entre los 500 y los 1.000 litros), que servían para guardar los mangajes y sus accesorios. La parte superior de los arcones permitía acceder al depósito de  agua, pero alojaba también los "aspiradores': La lanza del  carrete portamangajes se colocaba sobre la conocida bomba de Guinard, la GIA 50-30, serie de protección civil, que permitía  alimentar al máximo el equivalente de dos lanzas de  grandes dimensiones. Un depósito de material espumógeno  de 120 litros con su dispositivo de inyección era opcional. En 1968 el costo de este vehículo giraba en torno a 52.000 francos de la época. Cuando se reformaban, a menudo  los bomberos de pequeñas ciudades adquirían y utilizaban  los ejemplares como vehículos de primera salida. Éste  es también el caso del modelo utilizado para la realización  de la reproducción adjunta: tras haber prestado servicio durante veinte años en Chilly-Mazarin, en Essonne, aún se utilizaba  en 2003 en una pequeña aldea (apenas unas cien personas) del departamento de Yonne
Características técnicas   Chasis • Motor de 4 cilindros de gasolina Citroen (versión para bomberos) • Potencia: 95 CV • Cambio de cuatro marchas • Longitud: 5.390 mm • Anchura: 2.140 mm • Altura: 2.420 mm Equipo antiincendio • Carrete portamangajes con 80 metros de mangaje semirrígido y con una lanza de 20/7 • Un portamangajes móvil • Un depósito de agua de entre 500 y 1.000 litros • Una bomba de 60 m3 a 15 bares • Opcional: un dispositivo espumógeno con depósito de 120 litros y una lanza de 4m3 o 2 de 2m3